Mis 3 calzones.

Después de tanto tiempo que hemos tenido (algunos claro!) para pensar las cosas en medio del Covid, decides si quedarte en el mismo sitio de queja o intentas la superación.

Hoy te quiero contar la historia de mi amiga…
El pasado Marzo, POR FIN tuvo la oportunidad de apartar en su agenda una semana LIBRE (Léelo bien, UNA semana) para salir de viaje y por supuesto en su maleta solo podía tener el peso mínimo de equipaje, como si a las mujeres nos fuera suficiente eso!!
En fin…

La semana de vacación pasó pero para cuando ella estuvo realmente consciente de la situación, estaba ahora atrapada en otro país con solo 2 pantalones y 3 calzones!!!!! Recuerdas que en su maleta solo podía llevar lo mínimo??… OOKKKKK

Así es, el distanciamiento social, el cierre de fronteras y TODO!!! La agarró en plenas vacaciones, y después de 5 meses de no estar en casa, quizá hasta estorbandole a sus amigos que le ofrecieron asilo, me cuenta ella que de verdad le tocó analizar la situación y sentirse con la suerte del coyote (Con todo y bombas que explotan solas, marca Acme claro)…Jaaaa!!
Pero sabes qué?

A lo que quiero llegar, es que una situación como la de ella, puede ser lo más SHINGÓN del mundo, que no es el cómo te vistas sino la actitud con que decides aprender todos los días cosas que antes no te hubieses atrevido.

Claro amig@ cuando se esta en la zona de confort ¿para qué salir no? Todo tan a gustito que pos para qué intentar cosas nuevas? NO?

Leer, aprender un arte nuevo,  que se yo! Aprovechar el tiempo…
Te pregunto y se bien sincer@: ¿Qué más podríamos lograr si le echáramos las ganas suficientes verdad?

Recuerda que todas las patadas te empujan hacia adelante.
Y dejame decirte que de algo SI estoy segura, esos 3 calzones que pudo meter en su maleta, le salieron RE buenos a mi amiga!!

¿¿¿Cuéntame que hubieses aprendido y hecho si te pasara lo mismo??

¡Nos leemos en el siguiente Blog!